Sabes que hasta en tus peores momentos yo estaré aquí, para ti. Siempre.

(Source: te-regalo-mi)

Ir apoyado en la ventana del bus con cara de melancolía. Pasar por un bache, darte un cabezazo con el cristal. A la mierda la melancolía.